Thursday, August 27, 2009

LA HISTORIA DE MI PADRE.."Comiendo Projimo"

La primera vez que escuche esta frase fue de boca de Mi Padre, estaba rodeado de familiares que disfrutaban amenamente de su compania.

Por alguna razon me imagine que habia dicho “comiendo persimos”, esa fruta de color rojo-naranja parecida al tomate. Asi que cada vez que escuchaba esta frase, me los imaginaba disfrutando de esta fruta, lo cual para mi no tenia sentido.

Un dia que lo vi carcajearse muy rico, le pregunte por que era tan divertido “comer persimos”, a lo que me respondio : “comiendo projimo, estamos comiendo projimo”. Era su forma tan elegante y poetica de decir que estaban en el chisme.

Mi Padre conocia secretos intimos e historias personales de mucha gente y no es que El anduviera de pregunton, Ellos mismos solitos venian a El y le contaban todo.

Aun me causa asombro como la gente de Badiraguato, a pesar de tener tiempo sin verlo, cuando llegaba de visita, le contaban asi porque si sus “pecadillos”, bajo un arbol de mangos, en la plazuela, en las calles empedradas, en la botica, y no solo eran los amigos que tenia desde ninez, las generaciones nuevas tambien tenian una afinidad con El.

Asi que cuando regresaba de “Su Terre”, todos acudian a la casa o lo detian en media calle para saber lo que “pasaba” en Sinaloa.

Mi Padre no era chismoso, solo contaba la version “rated” o version “autorizada” de las historias que sabia. Y ahi estaban todos como ninos atentos a sus platicas tan amenas.

Creo que quien mas se divertia era El, pues los dejaba picados con sus historias a medio hervor, y cuando los demas se preguntaban el por que , el como, el donde, y venian a El para que les aclarara las dudas, Mi Padre solo se sonreia, inclinaba la cabeza a un lado, soltaba una risilla y decia ‘ah no se’.

2 comments:

Jessica said...

Ha Cotty, tan rico que es comer prójimo, jajajaja que discreción de hombre eh!!!

Saludos

CACHANILLA73 said...

Si Jess, existe desde que se creo la Humanidad, jejejjej. Y si, Mi Padre era muy reservado, solo contaba lo "descolorido" de las historias.
Abrazos....