Saturday, August 1, 2009

LA HISTORIA DE MI PADRE… “La Voz de Mi Padre”.

Mi Padre pocas veces se quejo de la vida. El era carpintero, trabajaba en una carpinteria con techo de lamina, en la cual solo habia un abanico tipo “cooler” de los que se usan en el norte de Mexico. Aun asi y a pesar de los calores de 125 grados en verano, se levantaba cada manana a la 4 y 30 para irse a trabajar.

Yo lo miraba llegar del trabajo, cansado y asoleado, cubierto de aserrin. Se daba un regaderazo”, como le deciamos de broma cuando se banaba, ya que El decia que no habia porque tardarse tanto tiempo en la regadera, y nosotros le deciamos que El solo cruzaba el chorro de agua. Salia oliendo a flores de jazmin del Agua de Colonia Sanborn’s. Tomaba una siesta y despues a cenar. Esa fue su rutina por varios anos.

Una de las pocas veces que se quejo, fue cuando un anciano que trabajaba con El, perdio una mano en un accidente de trabajo. Esa tarde sentado en el comedor con las manos entrelazadas, mientras le contaba a Mi Madre, se le quebro la voz, ya que El presencio el accidente. Su queja era porque no entendia como los duenos de la carpinteria habian permitido que un hombre a esa edad estuviera en la cortadora de madera… - “ y ahora como va a mantener a su madre ciega” – se pregunto Mi Padre.

Movio la cabeza de lado a lado y agacho la mirada. Pude ver la impotencia que sentia en su mirada, quien le iba hacer justicia a ese pobre hombre? Como Dios permite esos accidentes?

Esa noche ceno muy poco y se acosto temprano. Al dia siguiente volvio a su rutina, pero no se quedo callado, en el curso de los dias siguientes, expreso su enojo en varias ocasiones a los duenos de la fabrica, los cuales estaban, segun platicaba Mi Padre, que “se cagaban del miedo” pues temian alguna demanda.

Al final no recuerdo que paso con el senor, creo que lo jubilaron y no me cabe la menor duda, que mucho ayudaron los comentarios de Mi Padre.

Ese suceso me hizo ver a Mi Padre con otros ojos. Aprendi a no hacer ruido mientras dormia y me senti mas segura que nunca de tener un Padre como El…

2 comments:

Jessica said...

Que hermoso, lo mejor es la lección de vida, siempre apoyar las causas justas y a los menos afortunados.

Besos

CACHANILLA73 said...

Si, asi es. Mi Padre no era entrometido, pero esta injusticia no la pudo soportar...
Abrazos...