Thursday, July 16, 2009

LA HISTORIA DE MI PADRE…"Yo Soy de Badiraguato”





Ando muy chipil. No se si seran las hormonas o los recuerdos que me trae el verano.



Recuerdos de nuestros viajes a Sinaloa, La Tierra de Dios, como le llamaba Mi Padre. Por ser la mas chica, siempre me colaba en sus viajes a Badiraguato. Tantos lugares que conoci y ahora extrano.



El mercado Garmendia en Culiacan, recuerdo la primera vez que Mi Padre nos llevo a conocerlo. Un gran edificio blanco, muy colonial, pero por dentro era como un tianguis ambulante de vendedores por todos lados, de frutas y verduras, carnes y pescados. Ahi comimos un plato de menudo, para mi sorpresa, sin los granitos que tanto me gustan, casi me pongo a llorar del berrinche, pues estaba que me moria de hambre despues del viaje de casi 20 horas….. Ahora puedo apreciar el valor cultural que Mi Padre le daba. Era muy chica para apreciar su belleza poco comun.


La Molienda, que se encontraba en una especie de canada, donde procesaban la cana de azucar. Me acuerdo que la carretera de bajada estaba muy inclinada, pero no tenia miedo porque Mi Padre iba manejando el troque. Con El me sentia segura…..Ahi se hacia el piloncillo, habia un caldero gigante donde se preparaba. Fue un dia como todos los dias que pasabamos en Sinaloa, lleno de aventuras. Al final del dia sali con una guitarra de piloncillo, aunque estaba partida en 2, Yo sali feliz con mi tesoro. Un ciclon que paso por Sinaloa acabo con La Molienda. Pero en mi mente y corazon sigue presente.



Badiraguato, con sus calles empedradas, las cuales camine tantas veces. El Kiosko de la plazuela, donde corri y jugue inumerables ocasiones, para despues disfrutar de un delicioso raspado.


San Antonio, donde vivian “Los Sodas”, la casa de Mi Tio Pedro, pero la original, casa sencilla pero muy acogedora, con vista al rio, me acuerdo que una de sus hijas le pregunto a Mi Padre: “Lipe, la llevo a banar al rio?”, y alla voy, a banarme en el rio con jabon y toda la cosa, el agua taaan fresca y cristalina. Por cierto que el jabon se me fue entre las manos, y alla fue la Hija de Mi Tio a “pescar” el dichoso jabon.


El Charcon, a donde fuimos a pasar un dia de campo, el lago estaba rodeado de arboles grandisimos, algunos de ellos inclinados, como una especie de banca natural, recuerdo que amarraron una cuerda y de ahi nos columpiamos para caer al agua.


La Cascajosa, de donde eran Camilo y Adrian, los ayudantes de Mi Tio Ramon Alberto, alla tambien nos banamos en el rio, recuerdo que habia unas rocas muy grandes, ahi se subian y se tiraban clavados. Yo, muy valiente me subi a una de ellas, pero no pude tirarme al agua, recuerdo que Mi Padre estaba en el rio esperandome con los brazos abiertos, sin embargo el miedo fue mas grande y no pude saltar. Tuvieron que ayudarme a bajar de las rocas tan resbalosas.


Tal vez esta nostalgia que tengo es porque extrano mucho a Mi Padre. No importa que tantos anos tenga uno, el hecho de tener a tus padres vivos, te da cierto sentido de proteccion, de seguridad.


Tal vez es la incertidumbre de lo que viene lo que me hace anhelar esos tiempos en que no tenia preocupacion alguna, solo disfrutar de las vacaciones y conocer cada rincon del “Terre” de Mi Padre.


Cuando la gente le preguntaba de donde era originario, Mi Padre, con mucho orgullo y el pecho hinchado decia : “Yo Soy de Badiraguato”….. Y como no iba a sentir tanto orgullo de una tierra tan calida y tan hermosa.

2 comments:

Jessica said...

Los veranos en tierra caliente pero con miles de cosas para refrescarte es lo mejor, yo guardo recuerdos hermosos de ca;adas, rios, mar, que hermoso que tengas esos tesoros en tu mente.

Besos

CACHANILLA73 said...

Si, la verdad que son tesoros.... y que bellos los paisajes, tan naturales y llenos de paz...