Saturday, May 16, 2009

La Tormenta.....



Hoy el dia esta aburrido, muy lluvioso y gris.... no se puede salir a al patio a jugar con los niños ni sacar a caminar al perro.
Hay muchos truenos y relampagos, hace un viento frio, asi que tampoco podemos salir a cantar y bailar bajo lo lluvia, como lo haciamos en Badiraguato, en pocas palabras... hay una tormenta.

Por lo regular, me gustan mucho los dias nublados. Se apetece estar en la cama o tirada en el sofa, acurrucada con un cobertor de esos esponjaditos, mirando una buena pelicula o leyendo algun libro.
Sin embargo, no he podido disfrutar plenamente de este dia, los truenos y relampagos impiden mi concentracion, ademas me recuerdan de otra tormenta, la que hay en mi interior desde hace algun tiempo.

Mi esposo es veterano de combate, sirvio por mas de una decada en USMC. Debido a su servicio militar, se han presentado ciertos inconvenientes en su salud. Inconvenientes que afectan nuestro diario vivir, algunos pueden pasar inadvertidos, y a la larga, crear serios conflictos.

Gracias a su consejero, estoy aprendiendo a identificar esas 'pequeñeses' que para mi podrian ser el final del mundo y para mi esposo, solo un bache mas en el camino.

Vivir con un veterano de combate no es tarea facil, se necesita mucho amor y comprension. Por nada del mundo cambiaria a mi esposo, lo amo asi, tal cual es....

Como es posible que una persona que dio su juventud y mejores años de su vida por una causa en la que ha creido con vehemencia, tiene que esperar y esperar para recibir los beneficios que le corresponden por un servicio que prestó por tantos anos y que ha sido el causante de los males que le aquejan?

Ante mis ojos y los de mis hijos, mi esposo y su padre, es un heroe, no cualquiera tiene los pantalones para ir a una guerra.

Como es posible que estos heroes reciban una cachetada con guante blanco despues de todos los sacrificios que hicieron y siguen haciendo?

Las consecuencias de haber estado en combate son varias y en muchas ocasiones no son faciles de identificar. Por eso es importante que los familiares y allegados de todo veterano esten bien informados.
La Familia de un veterano de combate sufre mucho, porque no hemos experimentado en carne propia la magnitud de ese evento tan nefasto que ha dejado cicatrices tan profundas en nuestros veteranos.

La Familia de un veterano vive en una tormenta constante, hay momentos donde los truenos y relampagos parecen nunca acabar y otros donde los rayos del sol combinados con la lluvia recien caida, hacen que todo luzca mas resplandeciente. Estos momentos son los que mas apreciamos, la calma despues de la tempestad trae consigo una paz inmensa, una oportunidad de ver la vida con nuevos ojos, con esperanza, con fe........... hasta que otra tormenta aparezca en el horizonte.

2 comments:

Jessica said...

Cleo, que injusticia del gobierno, ojalá pronto pase la tormenta de lo que tu esposo merece por ser veterano.

Y que las tormentas internas que lo atormentan a él sanen con el tiempo, con el amor que le profesas y con el amor de tus hijos.

Que bueno que tienen un terapeuta que te ayuda a identificar eso.

Besos.

CACHANILLA73 said...

Gracias Jessi!! solo nos queda esperar y luchar por cada beneficio que le corresponda.
No desesperar y mantener la calma, que asi se piensa mejor...
Besos tambien para ti